Incendios en el Área Silvestre Protegida Lago Ypacaraí ponen en peligro “categoría excelente” de las aguas

Las aguas del lago Ypacaraí arrojan resultados de categoría excelente, debido a la ausencia de coliformes fecales, según estudios realizados por el Centro Multidisciplinario de Investigaciones Tecnológicas (Cemit). “Se registra mayor transparencia, una gran oxigenación del agua entre otros factores que podrían indicar la recuperación del ecosistema del lago”, explicó Renato Máas, director de la Comisión Nacional de Gestión y Manejo del Lago Ypacaraí (Conalaypa) 

Los resultados de esta campaña de monitoreo arrojaron una gran mejoría en varios parámetros de calidad del agua, como el aumento progresivo de la densidad y diversidad zooplanctónica. Sin embargo, en palabras del titular de la Conalaypa, continúa latente el riesgo de floraciones de cianobacterias para los próximos meses de verano. 

Los humedales de los arroyos Yukyry y Pirayú, principales afluentes del Ypacaraí, amplifican la depuración de la vegetación única existente en la zona, así como las algas filamentosas y otros organismos. “Esto se debe a que el lago mantiene un nivel estable. Al existir mayor cantidad de agua, el tiempo de residencia del agua de los arroyos en los humedales es mayor, por lo que hay más tiempo de trabajo de purificación”, señaló Máas.

Ante los últimos sucesos de incendios en Tarumandy-Luque, Máas señaló que: “Los recientes incendios forestales en el Área Silvestre Protegida Lago Ypacaraí ponen en peligro a los humedales adyacentes al lago, por lo que todo este gran trabajo de depuración de las aguas, incluso la misma calidad del agua del lago,  podría verse afectada directamente  si el fuego va hacia las zonas críticas de protección”. 

Las investigaciones fueron financiadas por Itaipú y consistieron en colectas de muestras, mediciones in situ, análisis en laboratorio e informes sobre parámetros de calidad de agua en el lago Ypacaraí y su cuenca. Son desarrolladas trimestralmente con el propósito de contar con información acerca del impacto de las prácticas agrícolas, domésticas, industriales, etc sobre los sistemas acuáticos, conforme detalló Máas.

Entre los puntos de muestreo se encuentran, además del Lago Ypacaraí, los arroyos Yukyry, Pirayú, Capiatá, San Lorenzo, Ypucú y río Salado. 

Leé el informe aquí 

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp